www.hpvnews.org

  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Home Detección y Tratamiento
Detección y Tratamiento

¿Háztelo Tú Misma? Otro Vistazo al Muestreo Propio y la Prueba de PVH

E-mail Print PDF

Un estudio de China indica que la exactitud de pruebas de PVH a través de muestras tomadas por los pacientes mismos pudiera ser suficientemente buena para complementar los programas de pruebas de cáncer cervical in áreas de pocos recursos.

Desde la introducción del Papanicolaou a mediados del siglo XX, el índice de cáncer cervical ha caído en picado en aquellos países con programas generalizados. En los países subdesarrollados, en cambio, donde a menudo no existen servicios médicos, el cáncer cervical continua siendo un gran problema de la salud pública. Más del 80% de los casos de enfermedad se dan en áreas del planeta afectados por la pobreza, mayormente a causa de falta de programas de pruebas clínicas. Una estrategia para llegar a estas mujeres podría ser más privada y conveniente, como la estrategia “háztelo tú misma” donde la paciente recibe literalmente un aparato para recoger muestras con instrucciones de cómo insertarlo, cómo tomar la muestra y cómo almacenarlo y enviarlo.

En un estudio con más de 13,000 mujeres reclutadas en cinco estudios de pruebas de cáncer cervical en China, los investigadores observaron cómo funcionó la prueba de PVH cuando la muestra fue obtenida por el paciente en comparación con otros métodos de la prueba: muestras tomadas por proveedores de la salud, inspección visual a través de ácidos (VIA, la aplicación de ácido acético a la cérvix facilitando la aparición de lesiones) y Papanicolaou en líquido (LBP, la muestra de células se toma como con el Papanicolaou convencional pero en vez de ser afijada en una placa de vidrio, se suspende en una solución de líquido en un vial). Los investigadores compararon la sensibilidad (evitando un resultado falso negativo) y especificidad (evitando un resultado falso positivo) de cada método al detectar enfermedades cervicales de moderadas a severas (neoplasia intraepitelial cervical o CIN 2 y CIN 3). China era buen lugar para llevar a cabo esta investigación, dado a que el país no tiene programas generalizados de pruebas de cáncer cervical aunque carga con gran parte de la enfermedad. ¿Qué resultaros se vieron en las muestras obtenidas por los pacientes mismos en comparación a otras formas de pruebas de cáncer cervical? Al detectar CIN2+, estas muestras indicaron un 86.2% de sensibilidad, resultados considerablemente mejores que VIA (50.3%) y LBC (80.7%) pero no tan buenos como cuando la muestra es tomada por los proveedores de la salud (97.0%). La especificidad de estas muestras al detectar CIN2+ fue de 80.7%, comparable a las muestras obtenidas por proveedores de la salud (82.7%) y más bajas que los resultados obtenidos por VIA (87.4%) y LBC (94.0%).

Con CIN 3+, la sensibilidad de las muestras obtenidas por los pacientes fue de 86.1%, altamente superior a los resultados a través de VIA (55.7%), similares a los de LBC (89.0%) y más bajas que aquellos obtenidos por los proveedores de la salud (97.8%). La especificidad de CIN3+ en estas muestras fue de 79.5%, a la par de las muestras obtenidas por los proveedores de la salud (81.3%) pero más bajas que haciendo uso de VIA (86.9%) y LBC (92.8%).

Referencia:
Fang-Hui Zhao, Adam K. Lewkowitz, Feng Chen, Margaret J. Lin, Shang-Ying Hu, Xun Zhang, Qin-Jing Pan, Jun-Fei Ma, Mayineur Niyazi, Chang-Qing Li, Shu-Min Li, Jennifer S. Smith, Jerome L. Belinson, You-Lin Qiao, Philip E. Castle. Pooled Analysis of a Self-Sampling HPV DNA Test as a Cervical Cancer Primary Screening Method. J Natl Cancer Inst 2012;104:1–11

 

Contra-Intuitivo: ¿El Tratamiento se Enfocará en Células Cervicales Saludables en vez de Tumor?

E-mail Print PDF

En un golpe de giro al estilo Zen, los hallazgos de investigadores irlandeses sugieren que una nueva estrategia para el tratamiento de cáncer cervical podría involucrar tejidos saludables alrededor del tumor, en vez de la área maligna en sí.

La estrella de este show la proteína retinoblastoma (referido como Rb) que, cuando se agota en las células saludables, anima a las células cancerosas de alrededor a que invadan, según indicaciones de los investigadores de la universidad de Queen en Belfast. Es decir, la cosa es simple: cuando la Rb está activa y peleona, las células cancerosas que acechan alrededor tienden a tener menos inclinación a “acercarse”. Cuando se agota la Rb, las células cancerosas reciben el mensaje de que está bien en mudarse a las áreas saludables. Puesto que por naturaleza el cáncer tiende a ser agresivo, no hace falta que se le anime demasiado.

En el abstracto de su artículo, el equipo irlandés que lleva acabo esta investigación comunica que “nuestros datos indican que los fibroblastos estromales pueden alterar el comportamiento invasivo del epitelio”. En lenguaje normal: si conseguimos figurar cómo mantener la Rb a plena actividad, las células cancerosas tendrán menos tendencia a invadir otras áreas no afectadas de la zona.

La investigación del equipo irlandés se enfoca en cánceres cervicales y de cabeza y cuello, ambas áreas principales relacionadas con la enfermedad de PVH. El potencial impacto que estos hallazgos puedan tener con la investigación y tratamiento de cáncer en ambas zonas (y otras partes del cuerpo) es intrigante: el PVH produce una proteína engañosa por sí sola que se adhiere a la Rb y esencialmente lo degrada. Por consiguiente, el poder comprender esta relación de mejor manera, podría ser clave en evitar que los tumores se propaguen. Puede encontrar un resumen del estudio en inglés aquí.

 

ACOG Actualiza las Pautas de la Prueba de Cáncer Cervical

E-mail Print PDF

Las pautas actualizadas del Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG – siglas en inglés) indican que la mayoría de las mujeres deberían de hacerse la prueba de cáncer cervical una vez cada tres a cinco años.

Las directrices de ACOG esencialmente son parejas a aquellas publicadas a principios del 2012 por la Sociedad Americana del Cáncer (ACS – siglas en inglés), el Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de los EE.UU. (USPSTF – siglas en inglés) y otras organizaciones. Merece resaltar:

  • Las pruebas de cáncer cervical con el Papanicolaou debería de comenzar a los 21 años de edad, no importe el historial sexual de la persona.
  • La prueba del Papanicolaou no debería de ser administrado más que cada tres años para la mayoría de las mujeres, un gran cambio del mensaje tradicional “un Papanicolaou al año” seguido por muchas mujeres y médicos. Se sigue recomendando que las mujeres se hagan un chequeo anual de “bienestar de la mujer” y, por supuesto, aquellas que reciben resultados de Papanicolaou anormales, recibirán pruebas con mayor frecuencia.
  • Es apropiado hacerse la prueba del PVH (preferencia de acuerdo con ACS), en conjunción con el Papanicolaou, en mujeres de 30 años de edad y más. La co-pruebas deberían de darse sólo cada cinco años en aquellas mujeres con resultados normales de la prueba.
  • La prueba de PVH no se deberá de subministrar a mujeres menores de 30 excepto como seguimiento a resultados no claros del Papanicolaou.
  • La mayoría de mujeres pueden dejar de someterse a las pruebas de cáncer cervical a los 65 años de edad, siempre y cuando la mujer no tiene historial de cáncer o pre-cáncer cervical y los tres últimos consecutivos resultados de Papanicolaou hayan resultado en normales (o dos pruebas de PVH normales) en los últimos 10 años. Aquellas mujeres con mayor riesgo de contraer cáncer cervical (por ejemplo, mujeres con historial de cáncer o pre-cáncer cervical y mujeres VIH positivas o que tienen el sistema inmune comprometido) podrían requerir pruebas con más frecuencia.

      La razón por la cual se deshacen de la prueba anual de Papanicolaou es evidencia de que poco se gana al hacerse la prueba con mayor frecuencia y que potencialmente puede hacer daño al hacerse demasiadas pruebas con exámenes de seguimiento (como la colposcopia/biopsia) y tratamientos al cérvix, especialmente en mujeres de edades de tener bebés.

      Puede acceder a las nuevas pautas en el Boletín de Práctica Número 131 de ACOG, Pruebas del Cáncer Cervical, que han sido publicados en la edición de Noviembre de Obstetrics & Gynecology. Lea el artículo en inglés en la página de ACOG.

 

Pautas Actualizadas Para las Pruebas de Cáncer Cervical

E-mail Print PDF

En el pasado 14 de marzo la Sociedad Americana de Cáncer (ACS – siglas en inglés) y el Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de los EE.UU. (USPSTF – siglas en inglés) publicaron las pautas actualizadas para las pruebas de cáncer cervical. Puntos a resaltar:

  • Las pruebas de cáncer cervical con el Papanicolaou debería de comenzar a los 21 años de edad, no importe el historial sexual de la persona. Las pautas anteriores requerían que las pruebas comenzaran durante los tres primeros años de ser sexualmente activa.
  • La prueba del Papanicolaou no debería de ser administrado más que cada tres años, un gran cambio del mensaje tradicional “un Papanicolaou al año” seguido por muchas mujeres y médicos.
  • Es apropiado hacerse la prueba del PVH (preferencia de acuerdo con ACS), en conjunción con el Papanicolaou, en mujeres de 30 años de edad y más. La co-pruebas deberían de darse sólo cada cinco años.
  • La mayoría de mujeres pueden dejar de someterse a las pruebas de cáncer cervical a los 65 años de edad, siempre y cuando los tres últimos consecutivos resultados de Papanicolaou hayan resultado en normales (o dos pruebas de PVH normales) en los últimos 10 años.

Lea más en www.cancer.org(en inglés). Estas recomendaciones actualizadas hacen que el ACS y USPSTF esencialmente se alineen con las pautas emitidas por el Colegio Americano de Ginecólogos (ACOG – siglas en inglés), la otra organización profesional líder con influencia en la práctica de pruebas del cáncer cervical.

La razón por la cual se deshacen de la prueba anual de Papanicolaou es evidencia de que poco se gana al hacerse la prueba con mayor frecuencia y que potencialmente puede hacer daño al hacerse demasiadas pruebas con exámenes de seguimiento (como la colposcopia/biopsia) y tratamientos al cérvix, especialmente en mujeres de edades de tener bebés.

 

Informe del Instituto de Medicina: La Prueba de PVH Debería de ser Parte los Servicios Exhaustivos de Salud Para Mujeres

E-mail Print PDF

Un informe histórico publicado por el Instituto de Medicina (IOM o Institute of Medicine en inglés) demanda que cierta cantidad de servicios de salud para la mujer – entre ellos la prueba de PVH en mujeres de 30 años y más – sean añadidos a una lista de intervenciones cubiertas por seguros médicos sin que haya costo alguno.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU. (HHS o Department of Health and Human Services en inglés) pidió que el IOM identificara deficiencias en programas sobre la salud de la mujer y que proporcionara recomendaciones de qué debería de incluirse en la lista exhaustiva de HHS sobre servicios de prevención.

Además de la prueba de PVH (en combinación con el Papanicolaou), el informe del OIM recomienda que varios servicios de salud del sistema reproductivo estén cubiertos, incluyendo la consejería sobre la contracepción e infecciones de transmisión sexual así como la prueba del VIH. El reporte también recomienda que el HHS añada la “amplia gama” de contraceptivos aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA Food and Drug Administration en inglés).

Adicionalmente, el informe recomienda el incluir el cheque y consejería para diabetes, consejería de violencia doméstica, consejería y equipamiento para el amamantamiento y visitas anuales de salud de la mujer.

Se espera que el HHS tome su decisión en estas recomendaciones a finales de este verano. Estas decisiones son particularmente importantes hoy día dado que el Acto para la Protección del Paciente y del Cuidado Asequible del 2010 (ACA o Patient Protection and Affordable Care Act) estipula que los servicios en la lista de HHS sean cubiertos por los seguros y que los copagos sean eliminados.

Acceda al informe completo del IOM aqui.