www.hpvnews.org

  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Home Apoyo Emocional
Apoyo Emocional

Respondiendo a las Llamadas

E-mail Print PDF

Kathy Lafferty, de ASHA, reflexiona en casi dos decadas educando al público y profesionales de la salud sobre el PVH

Durante muchos años he trabajado en servicios de centros de llamadas que lidian con infeciones de transmisión sexual (ITS), y he respondido incontables preguntas sobre PVH. He encontrado que es importante darle a la persona que llama no sólo información sobre el virus pero también tratar sus preocupaciones específicas sobre la salud y aclarar concepciones erroneas comunes. Esta es una de las mejores formas de aliviar la ansiedad que algunas de las personas que nos llaman sienten.

Las preguntas son a munodo tan básicas como “¿qué es le PVH?” a lo que respondo preguntando si saben qué son las verrugas que aparecen en las manos y los piés. Les digo que el PVH es un virus común de la piel que causa verrugas y otras lesiones, y que diferentes tipos de PVH infectan diferentes partes de la piel en el cuerpo, incluyendo las áreas de los genitales y el ano. Creo que esta comparación da contexto al PVH. Después cubro la diferencia entre las verrugas genitales y la displacía cervical (células anormales) causados por el PVH. Aquellos que nos llaman que han sido diagnosticados con cambios celulares cervicales relacionados al virus usualmente sufren de ansiedad proque han leido información sobre le vínculo entre el cáncer cervical y los tipos de PVH de “alto riesgo”. Les explico que la mayoría de las mujeres con displacía cervical a causa del PVH no desarrollan cáncer cervical, y que las pruebas de Papanicalau regulares, recomendados por sus proveedores de salud, son muy importantes a la hora de detectar cualquier cambio causado por el PVH, y a la hora de tomar decisiones sobre tratamiento y seguimiento.

Muchas de las personas que nos llaman con resultados anormales del Papanicolaou se preguntan por qué se les ha dicho que vuelvan para recibir otro Papanicolaou en seis meses, en vez de recibir tratamiento de inmediato. Es especialmente importante para estas personas poner el riesgo del cáncer cervical en perspectiva, que los cambios suaves o moderados de células a menudo se aclaran por si solas, el cáncer no es un resultado común, y que a menudo lo indicado es esperar vigilantemente.

Si una mujer necesita recibir tratamiento para anomalías cervicales, a menudo hay ansiedad sobre el no saber o no comprender el proceso con exactitud. Casi todas estas mujeres han tenido –o lo tendrán pronto- una biopsia del tejido anormal y una colposcopia, o sea que a menudo preguntan sobre ello. Con estas personas intento sumarizar estos procedimientos y, si así lo desean, hablar de los tratamientos más comunes que un proveedor de salud vaya a recomendar (como la crioterapia donde el tejido afectado es destruido congelandolo con nitrogeno líquido). Claro está que hablaremos de los tratamientos que le esperan. Desglosamos la información y lo adapatmos a las circumstancias particulares de la persona, con la esperanza de que se sientan mejor informados y menos preocupados también.

Otra pregunta común es relacionada al periodo latente del PVH, donde a menudo preguntan durante cuánto tiempo han podido haber tenido el virus. Les digo que esto normalmente es muy dificil de determinar, puesto que pueden ser semanas, meses, o años antes de que los síntomas se desarrollen o sea diagnosticado.

Puesto que pocas son las personas que desarrollan síntomas visibles, y la prueba de PVH es limitada, mucha gente tiene el virus sin saberlo, aunque el PVH aún puede ser transmitido sin que haya síntomas visibles. Se estima que la mitad o más de la mitad de aquellos sexualmente activos tienen, o han tenido, una infección genital de PVH. Con frecuencia nos preguntan sobre tratamientos si tienen el virus pero no muestran síntomas: les digo que el tratamiento es solamente recomendado si se han detectado síntomas (verrugas o cambios en la células cervicales). Esto puede ser frustrante, porque es nuestra naturaleza el quere hacer algo, ¡y no ser pasivos!

Los que nos llaman también se preocupan sobre el embarazo y el PVH, o sea que les explico que el PVH es un virus de la piel y no de la sangre y, por lo tanto, no irá a infectar al bebé. Les digo que la mayor preocupación sería si la madre tiene verrugas genitales que vayan a bloquear el canal de nacimiento o vaya a haber sangre el el parto. En ese caso, podrían recomendar un parto por cesarea, y esto es algo que la persona debería de consultar con su proveedor de salud.

Cubrimos casi cualquier tema que uno se vaya a imaginar relacionado al PVH, pero estos son algunos de los más comunes temas que tratamos en el centro de llamadas. Al ofrecerles la página de Internet de ASHA y el boletín de mensajes electrónico de PVH ellos pueden conseguir más información y obtener un recurso de apoyo después de que terminemos la llamada. Creo con sinceridad, sin embargo, que el contacto con una persona a través de un servicio de centro de llamadas como el Centro de Recursos de ITS de ASHA es especialmente valioso a la gente que nos llama. Ha habido muchas instancias donde he podido percivir que el nivel de ansiedad de la persona que nos llama ha sido reducido al final de la llamada. ¡Cuando la persona me dice “me has ayudado un montón, me siento mucho mejor” sé que he hecho un buen trabajo

--Kathy Lafferty es la especialistan en comunicación de la salud con mayor antigüedad de ASHA. Conecte que ella y otros especialistas de ASHA a través del Centro de Recursos de ITS de ASHA llamando al 919.361.8488 o en el Internet.